viernes, 4 de junio de 2010

Los Libros Plúmbeos del Sacromonte: un intento de "salvación fallido"

Los Plomos del Sacromonte o Libros Plúmbeos son una de las más famosas falsificaciones históricas. Materialmente consisten en 22 planchas circulares de plomo de unos 10 cm grabadas con dibujos indescifrables y textos en latín y en extraños caracteres árabes, que se dieron en llamar salomónicos.


La crítica filológica e histórica parecen determinar que la impostura pudo ser obra de moriscos de alta posición social que intentaban conciliar el cristianismo con el islam, en el periodo posterior a la sublevación de las Alpujarras.


Los Libros plúmbeos del Sacromonte fueron unos “descubrimientos” hechos por unos obreros moriscos al derribar en Granada el antiguo minarete de la mezquita mayor nazarí. Éste, llamado la “Torre Vieja” y no muy lejos de las tumbas de los Reyes Católicos, obstaculizaba la construcción de la tercera nave de la Catedral de Granada.



El 18 de marzo de 1588, día de San Gabriel, los peones hallaron en los escombros una caja de plomo, que abrieron al día siguiente, día de San José.

Las fechas no son casuales, pues San Gabriel es el ángel más importante para el Islam, cuya aparición ocurre frecuentemente en los Libros plúmbeos, y San José es el marido de María, la que, según estos libros, los ha dictado.


Al abrirse la caja aparecieron varios objetos: una tablita con la imagen de Nuestra Señora en traje “egipciano” (gitano), indumentaria prohibida a los moriscos, y otros objetos curiosos.
Hubo un medio paño de la Virgen María y un pergamino escrito en árabe, castellano y en un latín muy castellanizado, con las primeras noticias concretas acerca del santo y mártir San Cecilio, hoy en día patrón de Granada.



En seguida el entonces arzobispo de Granada, don Juan Méndez de Salvaterra, pidió permiso a Felipe II, ávido coleccionista de reliquias, y al papa Sixto V, para investigar la autenticidad del contenido de esta caja de plomo, y convocó una Junta Mayor.

Tres traductores
—el licenciado Luis Fajardo, catedrático de árabe en la Universidad de Salamanca, un arabista notable, Miguel de Luna, y Francisco López Tamarid, racionero mayor de la catedral—fueron comisionados para llevar a cabo una traducción del pergamino, además de la interpretación de Alonso del Castillo, médico morisco e intérprete de Felipe II.


En 1595, empezaron a descubrirse en el Monte Valparaíso (hoy llamado Sacromonte por estos hallazgos) ciertas planchas de plomo con inscripciones en árabe, y el nuevo arzobispo de Granada Pedro de Castro ordenó excavaciones de las muchas cuevas del monte.


Con el tiempo, veintidós libros en hojas redondas de plomo fueron excavados.

El 30 de abril de 1600 el arzobispo Castro leyó la calificación de las juntas, que proclamaron como auténticas las reliquias. Se trataba ahora de una situación muy emocionante y divisiva, ya que la nueva corte de Felipe III emprendía la campaña para desterrar a los moriscos, precisamente el grupo favorecido por los documentos.

¿Que se decía en los estos libros plúmbeos?

Las varias escrituras pretenden ser un evangelio del apóstol Santiago el Zebedeo, traducido al árabe por su discípulo Tesifón (Ibn ‘Attar).

En ellos abundan invocaciones a Dios y los preceptos que la Virgen María le dio a Santiago. La Virgen le declara a San Pedro en el “Libro de la historia de la verdad del evangelio”:

"Y dígoos que los árabes son una de las más excelentes gentes, y su lengua una de las más excelentes lenguas. Eligiólos Dios para ayudar su ley en el último tiempo después de haberle sido grandísimos enemigos. Y darles Dios para aquel efecto poder y juicio y sabiduría, porque Dios elige con su misericordia al que quiere de sus siervos. Como me dijo Jesús que ya habrá precedido sobre los hijos de Israel los que de ellos fueren infieles la palabra del tormento y destruición de su reino que no se les levantará cetro jamás. Mas los árabes y su lengua volverán por Dios y por su ley derecha, y por su Evangelio glorioso, y por su Iglesia santa en el tiempo venidero."


Los falsificadores de estos libros, dos de los cuales parecen ser Alonso del Castillo, intérprete de Felipe II, y Miguel de Luna, hicieron sembrarlos en la demolición de la antigua mezquita y en las cuevas del Sacromonte con unas reliquias falsas de mártires cristianos del primer siglo para que se descubriesen fácilmente allí (y que por consiguiente fuesen la causa de varios “milagros” y “curas”).

Según su historia, la Virgen María mandó a Jacobo (Santiago) a Hispania, guiado por el Arcángel Gabriel, para esconder estos libros en varios sitios en Granada.
“Ve con este libro a la extremidad de la tierra que se llama España, en el lugar donde resucita un muerto. Guárdalo en él. Y no temas de él porque Dios le guardará a ti y a los que fueron contigo con ojo de solicitud en el mar como guardó a Noé en el arca, y en la tierra como se guardó a Jonás en el vientre de la ballena hasta que lo dejó en ella” (208). “Y enterrólos en la tierra para el tiempo decretado” (242).


¿Cuáles pudieron ser los motivos que llevaron a la aparición de estos libros?

Los textos revelan cierta sensibilidad hacia los moriscos y sus creencias, y hasta el tono de sus mensajes recuerda el estilo del Qur’an (Corán).
No cabe duda que los Libros plúmbeos se escribieron en un fanático intento de evitar la expulsión de los moriscos. Aunque los Reyes Católicos en la conquista de Granada en 1.4982 habían garantizado muchos de sus derechos y privilegios, el deseo de los vencedores (con la dirección del Cardenal Cisneros, ) de convertir cuanto antes a los moriscos al cristianismo causó mucha tensión y resultó en su sublevación en 1500–01 y un reverso en la tolerancia prometida.


Recordemos que, fue el Cardenal Císneros quien mando asaltar la Madraza, la universidad granadina para quemar todos los libros de su biblioteca, entre los que había de astronomía, matemáticas, ciencias y poesía para que el olvido triunfase sobre la memoria, desarraigar a un pueblo y borrar así cualquiera de las contribuciones de la civilización musulmana a España.

Después de 1501, la situación de los moriscos de Granada empeoró sensiblemente. La pragmática promulgada en 1567 por Felipe II, quien nunca quiso su destierro, básicamente quitó a los moriscos su estilo de vida, prohibiéndoles, entre otras cosas, hablar, leer y escribir en árabe, vestir y celebrar fiestas a lo árabe, usar nombres árabes, e inclusive bañarse en los hamman.

En definitiva se quiso y así se consiguió borrar cualquier símbolo o manifestación propia del Islam. Las prácticas de higiene eran cosa de "moros", prohibamos los hamman. La indumentaria propia de los moriscos (que también usaban muchas cristianas), era una manifestación de sus costumbres, prohibamos sus vestimentas. Él árabe es una manifestación del Islam, prohibamos su uso y conocimiento.

Ante todas estas serie de prohibiciones e inminente expulsión, los moriscos planearon este intento fallido de vincular y reconciliar el Islam con el Cristianismo, inventando un pasado arabo-islámico que hermanara a musulmanes y cristianos y pudiendo así salvarlos del destierro.

La Reflexión...


Todo esto no hace sino recordarme a la no muy distinta situación actual en España, donde el miedo al moro y el rechazo sigue vigente en el subconciente de la sociedad. Un panuelo molesta, decir que Dios y Allah son la misma persona asusta y escandaliza, que un musulman de origen no español pueda convertirse en Español da pánico, y si encima puede optar a un cargo importante en la sociedad española no digamos.

Como ya decía en el articulo de apoyo a Najwa Malha, la comunidad de conversos españoles al Islam es cada vez mayor. A éstos se les trata de "extranjeros en su propia tierra", traidores y gente a las que los "moros extranjeros" han lavado la cabeza.

Está mas que testado que toda esta mala propaganda de la que la sociedad española es víctima es consecuencia de estos tiempos inquisitoriales, en los que no se aceptaba a nadie que no fuera "cristianamente correcto". En plena era de la información ¿Cómo podemos seguir afirmando semejantes idioteces? ¿Vivimos en el 2010 o en el 1.409? Seguimos sin aceptar al "otro", al diferente... y lo que no gusta se intenta borrar.

Una cosa que siempre me ha llamado la atención es que en España, siempre hemos estudiado latín y griego como idiomas que
constituyen una base cultural imprescindible para quien desee conocer los orígenes de nuestro idioma, de la cultura y de la filosofía.

¡¿Y porqué el árabe no?! Los mótivos que se dan para que se estudie Latín y Griego, pese ser lenguas muertas y "no servir" aparentemente para nada (cosa que no pasa al árabe, puesto que es una lengua viva), es que muchas de las palabras que utilizamos actualmente tienen su origen en uno de estos dos idiomas; que conociendo las raíces de una palabra es más fácil indagar en su significado; que fueron los idiomas en que grandes los grandes hombres de la historia de la humanidad escribieron sus obras filosóficas...

¿Me quieren explicar la diferencia del árabe respecto del latín y griego? Tanto árabe como griego usan caracteres distintos al escribir (con lo que la dificultad del árabe no sería un motivo), él árabe es un idioma en uso con lo que si serviría a efectos prácticos. Conocerlo serviría para conocer también el origen de muchas palabras de nuestro idioma. También en árabe se escribieron en España grandes obras de nuestro legado cultural y que para leer nos tenemos que valer de traductores que si conocen el idioma. Él árabe es el padre de gran parte de nuestro idioma...

¿Necesitamos unos nuevos libros plúmbeos en España? ¿O rescatar la VERDAD del olvido será suficiente para poner en su lugar eso que hace 400 años se encargaron de arrebatarnos?

9 comentarios:

  1. Se puede decir mas alto pero no más claro!! enhorabuena por la reflexion.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me ha fascinado la historia de los libros plúmbeos, y estoy totalmente de acuerdo contigo con la mención hecha al estudio de latín y griego y del árabe no.
    De hecho, un compañero de árabe (fac. de letras de Granada) ha peleado mucho para que se implante la asignatura de lengua árabe en institutos, y poco a poco está dando frutos...

    ResponderEliminar
  3. Hola Nathalie! Pues me alegro que entre todos a los que nos importa el árabe y queremos devolverle el lugar que la historia se encargo de borrar, se esté consiguiendo algo!
    Nunca entenderé porque latin y griego si, que son lenguas muertas ya... y árabe no. Igualmente los 3 idiomas sirven para comprender mucha semantica de nuestro vocabulario...

    ResponderEliminar
  4. Es obvio que es mucho más importante para un estudiante de letras que se estudie primero la lengua y la cultura en la que se basa nuestra cultura propia, esto es, el latín y el griego y la cultura clásica.
    Nuestro derecho se fundamenta en el derecho romano, nuestro sistema político en las democracias griegas, nuestra cultura es enteramente latina, no árabe.
    El árabe sólo tiene sentido ser estudiado cuando se trata de una lengua comercial, pero para ello ya tenemos el francés y el inglés, que son lenguas oficiales en el norte de áfrica, principal destino de nuestros productos en el mundo árabe; pero con la ventaja añadida que ofrecen estas lenguas de proceder o estar tremendamente influenciadas por la propia lengua latina.
    Además, al estudiar el árabe nos encontramos con un fallo enorme: se insiste en enseñar el árabe clásico, ¡el del corán!, que apenas se entiende en los propios países árabes, los cuales tienen dialectos tremendamente distintos entre ellos, y no hay una "Academia de la Lengua Árabe" que regularice el idioma, ya que se da por sentado que el Corán es más que suficiente para ello.
    Y encima es una lengua tremendamente influenciada por una religión con tintes extremistas, que promueve la violencia contra aquellos que tienen creencias distintas, que no duda en condenar a muerte a los ateos, o a los homosexuales.
    Sería aberrante sustituir el aprendizaje de latín y griego por el árabe

    ResponderEliminar
  5. Hombre... comparar el árabe con la importancia del griego y el latín en la cultura occidental es como querer empeñarse en que los niños de Arabia Saudita o de Siria estudien el latín en las escuelas.
    El latín es ademas el idioma en el que en los ultimos 5 siglos aquellos genios que han echo progresar a la sociedad occidental en la ciencia y en las artes y construyeron un mundo de libertades y derechos para todos (y no solo para los integrantes de ninguna religión o creencia)... escribieron sus obras.

    ResponderEliminar
  6. Dani por partes:
    - "Nuestro derecho se fundamenta en el derecho romano, nuestro sistema político en las democracias griegas, nuestra cultura es enteramente latina, no árabe.
    El árabe sólo tiene sentido ser estudiado cuando se trata de una lengua comercial"

    La cultura española que hoy en día nos ha llegado, es una cultura con una historia amputada. Tan amputada y sesgada que nos han hecho creer que aquellos musulmanes que habitaron lo que hoy conocemos como España (el concepto de España es relativamente reciente) eran extranjeros...

    El árabe, al igual que el griego o el latín, han tenido el mismo peso a la hora de conformarse el idioma español/castellano, tal y como lo conocemos hoy.

    El estudiar hoy en dia latin o griego, no sirve para otra cosa más que para conocer el origen de las palabras de nuestro idioma... Al igual que lo serviría estudiar el arabe. La diferencia es que latin y griego hoy en dia son lenguar muertas, y el árabe no.

    Segundo:
    "Además, al estudiar el árabe nos encontramos con un fallo enorme: se insiste en enseñar el árabe clásico, ¡el del corán!, que apenas se entiende en los propios países árabes, los cuales tienen dialectos tremendamente distintos entre ellos, y no hay una "Academia de la Lengua Árabe" que regularice el idioma, ya que se da por sentado que el Corán es más que suficiente para ello. "

    El árabe fusha (el clásico e universal), se entiende en cualquier parte del mundo que se hable árabe. Cada pais y zona tiene su propio dialecto... Pero hablando árabe fusha te entienden en cualquier parte del mundo.

    Lo de que el idioma está vinculado a la religión... Es una concepción totalmente errónea! Y muchos menos que sea un idioma con tintes extremistas o que promueva la violencia... Es como si me dices que el alemán por los sonidos fuertes y guturales te parece "agresivo". Los idiomas sea cual sea es una herramienta de comunicación... otra cosa es el uso que se haga de ella.

    En todo caso, siempre se está hablando en el blog del árabe como idioma de manera objetiva, sin vincularlo en ningún momento a religión, ni connotaciones subjetivas que puedan sugerir...

    Los españoles rechazamos lo andalusí, por su relación con lo árabe aún sin serlo, solamente por esta vinculación.

    Es parte del origen de nuestra cultura e idioma actual.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo:
    - "comparar el árabe con la importancia del griego y el latín en la cultura occidental es como querer empeñarse en que los niños de Arabia Saudita o de Siria estudien el latín en las escuelas."

    Que los niños de arabia saudita estudien latin y griego tiene poco sentido (aunque se estudia igualmente eh), ya que la cultura griega y/o romana no ha influido históricamente en su cultura. Eso no quita que igualmente se estudie, por enriquecimiento cultural.

    Por otra parte comentas que "El latín es ademas el idioma en el que en los ultimos 5 siglos aquellos genios que han echo progresar a la sociedad occidental en la ciencia y en las artes y construyeron un mundo de libertades y derechos para todos"

    En árabe ha sido usado de manera culta durante 8 siglos en Al Andalus (España y territorios que actualmente no son españoles), con lo que si por tiempo de uso se refiere... más a mi favor, no?

    Y lo que comentas de que han sido la herramientas para el progreso de todos (no solo musulmanes), tengo que decirte, que de no haber sido por los genios andalusies (que no árabes, ya que eran nacidos en ésta tierra), jamás hubieran llegado a nuestras manos gran parte de las obras de la cultura clásica grecorromana, destruidas PREVIAMENTE de la entrada de Tarik por Gibraltar...

    Fueron estos genios arabo-andalusies los que tradujeron y rescataron los escritos olvidados y algunos hasta destruidos, tanto de filosofia, matematicas, aquitectura, agricultura, astrologia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cultura de un pais se orienta, desgraciadamente, por la esfera económica bajo la que se mueve. Y España hoy se mueve bajo la dominación anglosajona, que odia todo lo musulman. (No lo árabe, ojo, que en Arabia esta el petróleo)

      Eliminar